Home Up Sugerencias Contenido Busqueda 

   

     Plataforma Biométrica Homini

Marius Brissant - (Noticias) - 09/06/2004

Las empresas actuales tienen un activo de incalculable valor: la información. La mayoría de estas empresas están conectadas a Internet. Y es por ese canal, por Internet, por el que puede perder ese importante activo. A menudo oímos hablar de los piratas informáticos: esos abominables seres que cómodamente sentados tras su ordenador, desde cualquier lugar del mundo, entran en nuestro PC y se pasean tranquilamente por el disco duro, la RAM,... y si nos descuidamos hasta por nuestra habitación.
Ah! Los piratas...

Pero, ojo, no todos loas ataques provienen del mundo exterior. Hay otro tipo de ataque, en realidad mucho más peligroso, el interno. El ataque producido por un empleado de nuestra propia empresa, un tipo descontento o descuidado que tiene fácil acceso a passwords y contraseñas. Un informe del FBI, cifra en un 90% el caso de ataques “desde dentro”.

Pero provengan de donde provengan, cómo protegernos de estos ataques?. Aparte de los cortafuegos y sistemas basados en impedir el acceso a extraños, hay otra política basada en comprobar que quien entra en nuestro sistema “sea quien dice ser”. La mayoría de sistemas basan su acceso en un “nombre” de usuario y un password o “palabra clave”. El sistema está bien pero nos puede ocurrir como en el cuento de Alí Baba y los cuarenta ladrones (ver cuento: Alí Babá ); que alguien se entere de la palabra mágica, se sitúe frente a nuestra puerta de entrada y diga “ábrete Sésamo...” En la época de Alí Baba tuvieron que conformarse con la inseguridad del sistema. Hoy en día la biometría se nos presenta como un poderoso aliado.

La biometría consiste en utilizar alguna característica individual de la persona como método de identificación, como por ejemplo, la huella dactilar, la voz, el iris,...
De esta forma podemos mejorar de forma notoria la autenticación de la persona que desea acceder.
Copiarnos la huella es difícil, copiarnos el iris resulta casi imposible... pero qué pasa si un hacker, entra en la base de datos donde guardamos la huella y nos la copia.

Una de las características de la seguridad biométrica y que le confiere un nivel de seguridad muy superior a los sistemas no biométricos es que no aceptan dos entradas idénticas del patrón de seguridad. El patrón sólo puede ser utilizado para comparar con la huella digital. Es decir, si un pirata “roba” la huella de la base de datos, e intenta suplantar nuestra identidad, el sistema no lo admitirá ya que el sistema “sabe” que la posición del dedo en el sensor, la humedad, la temperatura, pequeñas heridas, etc hacen que dos huellas, aunque sean de la misma persona, no sean “nunca” exactamente iguales. Es decir si el hacker le muestra al sistema la huella robada, el sistema la rechazará. En este sentido, podemos decir que la biometría es la tecnología más segura que existe.

Antes los ladrones se ponían guantes para no dejar huellas, ahora nos los tendremos que poner nosotros para que los ladrones no nos copien las huellas.


 

 
Envie Un E-Mail a contact@homini.com
Copyright © 2004 Homini S.A